Últimamente, se habla mucho de productos Zero Waste o de Residuo Cero, aquí en el blog te he hablado ya de las compresas de tela o las mascarillas reutilizables. Y como es un tema que me interesa mucho y es un enfoque que estoy intentando incorporar cada vez más en mis productos, hoy te quiero hablar de la cosmética sólida, es decir, de jabones, champús, limpiadores faciales, desodorantes… que, al ser sólidos, no requieren de embalaje plástico.

En estos últimos días me estáis pidiendo muchísima información sobre las Mascarillas de Tela que estoy haciendo, así que he decidido dedicar el artículo de esta semana a contarte todo sobre ellas. Espero que sea de tu interés.

Cada vez somos más conscientes de que la industria de la moda, tanto los métodos de producción como el modelo de consumo, tienen un impacto medioambiental muy potente. Ya dentro de este mundo crafter, del «do it yourself» o háztelo tú misma, tú mismo, o de personas artesanas, se entiende la creación de una prenda, un complemento, desde una perspectiva totalmente opuesta al de la industria. Además, la utilización de productos de tela que sustituyen al plástico y a los objetos desechables con enfoque de cero residuo, ya son una alternativa extendida; también los productos hechos a mano, artesanalmente, con cariño, son cada vez más valorados entre las personas sensibilizadas con el medio ambiente. Pero… ¿qué pasa con los materiales que compramos para nuestras creaciones?

El trapillo es un tipo de material que se fabrica con las sobras de tejido de la industria textil o reciclando prendas. También lo puedes fabricar en casa reciclando viejas prendas. (Si quieres que te enseñe a hacerlo, escríbelo en el apartado de comentarios y prepararé un tutorial)

El trapillo se suele trabajar a crochet, pero debido a su tamaño, con agujas de ganchillo más grandes de las que…

¡Hola!

Últimamente se habla mucho del medio ambiente y de que ya no sólo debemos reciclar la enorme cantidad de envases que utilizamos sino replantearnos nuestro modelo de consumo, tratando de crear la menor cantidad de basura no orgánica en nuestro día a día, entre otras cosas.

Por ello, en los últimos meses he ido incorporando cada vez más, no sólo materiales de algodón orgánico con sus certificados correspondientes (hablaremos de ello más adelante) sino productos que, sin perder comodidad ni beneficios, nos permitan disminuir esa cantidad de residuo que generamos.

En esta línea, he querido recoger las razones por las que decir SÍ a las compresas de tela.